La sal del Himalaya tiene un alto valor nutricional, es rica en minerales, no refinada y exenta de contaminantes que se extrae, selecciona y lava manualmente antes de secarse al sol en las altas montañas del Himalaya, a una altura de 3.000
a 3.500 metros.

Se trata de una sal saludable que está compuesta por todos los elementos naturales esenciales para nuestro cuerpo, lo que la diferencia de la sal común,que es basicamente cloruro sódico.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el consumo de sal se sitúe entre los 500 mg.diarios y los 2.000 mg diarios, y en el caso de la sal del Himalaya, no solo se ingiere el cloruro sódico, sino también otros minerales indispensables para la salud. Pero como todo, hay que ingerirla con moderación ya que todos los alimentos que comemos normalmente ya contienen sal.

A modo de ejemplo, podemos decir que alrededor del 75% de la ingesta diaria de sal en el mundo occidental proviene de alimentos procesados tales como pan, comidas preparadas, sopas, cereales para el desayuno y tentempiés, mientras que solo el 10% se encuentra de forma natural en los propios alimentos.

Fuente: Cocina Sana y Natural
Dra. Marta Díaz, Médico especializada en cardiología

Imprimir

1 Comment:

  1. Malutapia said...
    Esta es la sal que utilizo siempre.
    Me encanta todos los artículos que pones en tu blog. Muchas gracias.

Post a Comment