Conocido en China como Pu-Erh o "té de los emperadores", el té rojo es un producto típico de la provincia de Yunnan que se descubrió casualmente al tratar de alargar la conservación del té verde sometiéndolo a una fermentación especial que lo hacía más resistente. Este proceso de fermentación añadió al té rojo nuevas propiedades que lo han convertido en el llamado "te de la salud", ya que actúa sobre las energías que regulan las funciones del cuerpo y algunos científicos han destacado su bajo contenido en ácidos tánicos, lo que lo convierte en apropiado para personas con el estómago delicado.

Los beneficios del té rojo no llegaron a Occidente hasta 1970, cuando un grupo de médicos del Instituto de Medicina de Kun-ming lo documentó como agente reductor del nivel de colesterol en la sangre. Posteriormente en Alemania se comprobaron sus efectos beneficiosos sobre el hígado y los intestinos. En resumen se pueden destacar diez beneficios del te Pu-Erh: desintoxica y depura, refuerza el sistema inmunitario, cura el mal humor e incluso ligeras depresiones, estimula la secreción de todas las glándulas digestivas, facilita la digestión de las comidas grasas, reduce el nivel de grasa en la sangre, elimina el sobrepeso provocado por una mala nutrición, baja el nivel de colesterol, activa el metabolismo del hígado y previene infecciones.

Fuente: Cocina Sana y Natural
Dra. Marta Díaz , Médico especialista en cardiología

Imprimir

1 Comment:

  1. Nenúfar said...
    A mi es que el te rojo no me gusta demasiado.. pero bueno!! tiene muchas propiedades que no conocía!

Post a Comment