Los antioxidantes son un conjunto de sustancias como vitaminas, minerales, pigmentos naturales y otros compuestos vegetales y enzimas, que bloquean el efecto dañino de los radicales libres sobre el organismo. EI término significa que impide la oxidación de otras sustancias químicas provocada por las reacciones metabólicas o por factores externos.

Algunas de estas sustancias son:

VITAMINA C

Ayuda al desarrollo de dientes, encías y huesos, favorece la absorción del hierro y tiene un papel importante en el crecimiento y reparación de los tejidos, la metabolización de grasas y la cicatrización de heridas. Se encuentra de forma abundante en verduras y frutas frescas, así como en los zumos cítricos.

VITAMINA E

Tiene un papel importante en la protección de las células de toda agresión externa como la contaminación ayuda a prevenir trastornos nerviosos a la vez que protege el corazón disminuyendo el colesterol dañino. Las principales fuentes de vitamina
E son los aceites vegetales, los frutos secos y las legumbres.

BETA-CAROTENO

Responsable de la coloración anaranjada de algunos alimentos y de nuestra propia
piel, tiene un papel importante como refuerzo del sistema inmunológico.
Las 'patatas, las espinacas, el cilantro, algunos tipos de melón y, por supuesto, la zanahoria, son fuentes de beta-caroteno.

FLAVONONOIDES

Bajo esta denominación se incluyen un gran número de pigmentos vegetales.
Entre sus beneficios se cuenta su papel cardioprotector. El vino, los vegetales,
el té verde y los arándanos, además del cacao, tienen un alto contenido de flavonoides.

SELENIO

Se trata de un poderoso antioxidante que regula varios procesos biológicos importantes para la salud. Las fuentes de selenio son muy diversas, pero podemos destacar el pescado, las vísceras, las verduras, las nueces y la mayoría de productos derivados de cereales.

ZINC

Este mineral tiene un papel muy importante en el metabolismo de carbohidratos,
proteínas y grasas. EI zinc se encuentra fundamentalmente en la carne, el pescado, los productos lácteos, la yema de huevo, las legumbres secas y los cereales integrales.

LICOPENO

Es el responsable de la coloración roja de algunas hortalizas y entre sus propiedades destacan la disminución de los niveles de colesterol en la sangre. Se encuentra en tomates, sandías, zanahorias y papayas.

COBRE

Este mineral participa en la formación de la hemoglobina y es fundamental para el
desarrollo y mantenimiento de huesos, tendones, tejido conectivo y el sistema
vascular.

ÁCIDO CÍTRICO

Está presente en la mayoría de las frutas y, además, se añade Industrialmente como
aditivo en muchos alimentos. Tiene un gran poder y está presente de forma natural especialmente en naranjas y limones.

Fuente: Cocina Sana y Natural
Dra. Marta Díaz , médico especialista en cardiología.

1 Comment:

  1. Nenúfar said...
    Gracias por la info :D

Post a Comment