EL ARROZ, UN REGALO DE LOS DIOSES




Para los asiáticos, comer arroz es sinónimo de comer. Una comida sin arroz es impensable. Y algo debe de tener esta planta de cultivo milenaria para constituir el alimento principal de casi
la mitad de la población mundial. El arroz es el complemento ideal para los aromáticos platos asiáticos de carne, pescado y verduras. En el lenguaje oriental se dice que « ... el arroz conduce de forma agradable el resto de los alimentos al estómago ... ».

Desde hace algún tiempo también en Occidente se presta mas atención al arroz.

Se ha descubierto que sustancias de vital importancia contienen los pequeños granos: vitaminas, minerales, oligoelementos, hidratos de carbono, fibra y muchas proteínas de alto valor y fácil digestión. Además, se puede preparar con bastante rapidez y de muchas maneras, y sacia sin causar malestar en el estómago. Los cerca de 8.000 tipos de arroces se clasifican en tres grupos básicos según la forma exterior del grano: largo, medio y redondo.

El arroz largo es, tal como indica su nombre, de grano largo, fino y bastante duro,
y una vez cocinado queda seco y suelto. La clase más conocida es el arroz patna, que se vende crudo y vaporizado Gracias a un proceso especial, este ultimo arroz conserva los nutrientes que suelen perderse debido a las acciones abrasivas a las que se somete durante el proceso de elaboración. Uno de los arroces asiáticos mas exquisitos es el arroz basmati o arroz aromático; con tan sólo hervirlo se le hace a uno la boca agua. Los arroces de grano medio y redondo tienen, aparte de la forma redondeada, un grana más blando que el arroz largo.

En todas las regiones de Asia en las que se come con palillos, se prefiere el arroz blanco de grano redondo. Los motivos son obvios:


los granos quedan un poco pegados, por lo que se pueden coger con facilidad con los palillos. Por cierto, cocer el arroz no es tan difícil como podría parecer.

EI método chino es muy sencillo y siempre queda bien. Para prepararlo basta con poner dos tazas de arroz crudo y tres tazas de agua en una cacerola y añadir sal al gusto. Una vez llevado a ebullición, se deja cocer a fuego lento hasta que el arroz haya absorbido el agua. EI resultado son cinco tazas de arroz cocido.

Para los japoneses, el arroz no es sólo el alimento principal, sino que representa un concierto de comida y cultura. Hubo un tiempo en que los granos de arroz eran tan valiosos que la posesión del «oro blanco» era un indicador de riqueza, e incluso los samuráis recibían arroz recién cosechado como paga. Hoy en día, la gente del campo que ha emigrado a la ciudad aun recibe saquitos de arroz recién recolectado de su lugar de origen.

EI arroz tierno tiene un sabor tan intenso a tierra, aire, sol y agua que bajo ningún concepto puede echarse a perder añadiendo ingredientes que disfracen su sabor. Este principio de la cocina japonesa es difícil de comprender para los europeos, ya que en general, en nuestro continente, el arroz se considera un mero acompañamiento que la mayoría de veces sirve tan sólo para llenar el estómago.

Próximamente: El Fascinante Mundo del Wok V
Fideos: Una ración de buena suerte

Imprimir

3 Comments:

  1. envia-cocinalight said...
    me gusta tu historia del arroz! como todas tus investigaciones, muy buena.
    No sabía que existían tantas variedades de arroz.
    Sobre la cocción, yo siempre le puse el doble de agua por arroz, osea, a una taza de arooz, dos de agua. Así no se pega.
    Te mando un beso enorme!
    Mariela
    Mar said...
    Hola Mariela,

    Si, yo también le pongo dos de agua por una de arroz e incluso más, dependiendo del arroz, me imagino que este arroz del que se habla es el recien recogido, puede que sea menos secos y necesite menos agua, a mi también me llamó la atención ese dato..

    Besos..
    Luis said...
    El arroz que comemos aqui nada tiene que ver con el arroz oriental. Alli conserva todos sus nutrientes. Aqui, esta tan refinadisimo para ser tan blandito que al final todas sus propiedades quedan destruidas. Solo tienes que comparar el arroz integral (muchisimo mas dificil de cocer que el blanco) con el normal. Ni punto de comparacion entre arroces.
    Saludos

Post a Comment