¿Teniendo cancer de colon, hay que seguir un tipo de alimentación determinada?

Aunque el cancer de colon está relacionado con la llamada "dieta estandar occidental", o sea, con los errores dietéticos propios de la sociedad moderna, es cierto que se presenta también en personas que siguen una dieta más adecuada. Tenemos que partir de la base de que no hay una dieta específica de tratamiento del cancer de colon una vez que está ya diagnosticado, pero se ha de seguir las pautas dietéticas de prevención. Por ejemplo, evitar las grasas animales, las carnes rojas, los envasados, conservas y especialmente los ahumados. Es importante cuando se realice un tratamiento como de radioterapia o quimioterapia, que se asegure una dieta que mantenga fuerte y en el peso correcto, ya que en ese periodo se pierde el apetito, existen nauseas, y a veces la irritación de las mucosas hace difícil e incomodo el comer.

La dieta, por otra parte, debe ser rica en antioxidantes, y es útil consumir manzanas, y alimentos ricos en pigmentos, como por ejemplo jugo de zanahoria, albaricoque, mango, espinacas, verdura en general. Si se tiene dificultades para comer, hacer jugos con frutas y verduras del tiempo.



Finalmente, recomiendo consumir setas, especialmente las del tipo Shiitake, que hoy en día ya se encuentran frescas en muchos mercados o supermercados, ya que se ha observado que tienen una acción específica en la inhibición del desarrollo del cancer.



¿Son realmente eficaces para reducir el colesterol los alimentos enriquecidos con Omega 3?

Los Omega 3 (y los ácidos grasos del tipo Omega en general) están bastante estudiados y se ha comprobado su efecto reductor del colesterol, hasta el punto de que incluso se fabrican medicamentos ricos en ellos para el tratamiento del colesterol, por lo que es lógico que cuando los incorporamos en los alimentos, sigan ejerciendo su efecto terapéutico.

Quizás la única duda que se tiene es si en realidad los ácidos grasos Omega se han de incluir en los alimentos, o si debemos consumir alimentos naturalmente ricos en Omega 3, como es el caso del pescado azul. Una dieta que aumenta el colesterol se debe cambiar globalmente. Se sabe, por ejemplo, que una dieta rica en alimentos desnatados no es tan efectiva en la reducción del colesterol si tiene una gran cantidad de proteína animal (y los desnatados eliminan o reducen la grasa, pero mantienen intacta la proteína). Es por ello que el consumo de lácteos ricos en Omega 3 no es tan adecuado como el consumo de pescado azul, de legumbres o de frutos secos, ricos en Omega 3, 6 Y 9 de manera natural. Los alimentos funcionales (a los que se les ha añadido algo para hacerlos más medicinales, como los que comentas), nos dan a veces una sensación falsa de seguridad que nos impide realizar los carnbios globales necesarios para la salud.



¿Hay alguna explicación de por que el marisco, a veces, sienta tan mal, incluso si se ha respetado su correcta conservación?

Hay personas alérgicas al marisco que no pueden probarlo, hay personas discretamente intolerantes al marisco que sólo presentan síntomas cuando el marisco no es fresquísimo ... En todo caso, el marisco es excepcionalmente rico en proteínas, y un consumo importante de marisco es como si nos comiéramos dos chuletones, o sea, que es difícil de digerir para ciertas personas. Una mariscada por la noche, más que una cena afrodisiaca como se supone que es, puede convertirse en una fuente de incomodidad y pesadillas para el que no lo ha tolerado bien. De ahí que en algunas ocasiones el consumo de marisco, por delicioso que sea y por mucho que se haya respetado su conservación, no tiene el resultado agradable que se esperaba.

Fuente: Cocina Sana y Natural
Dr. José Luis Berdonces, Especialista en Medicina naturista clínica.


Imprimir

3 Comments:

  1. Luis said...
    Yo soy superalergico al marisco...no puedo tolerarlo al igual que el pescado...por eso queria preguntarte Mar, ya que no puedo comer pescado (hasta el atun en lata me sienta mal) que puedo tomar para mantener unos niveles de omega saludables aparte de nueces y aceite de oliva claro.
    Saludos
    Mar said...
    Hola Luis, una pena que no puedas comer pescado , ya no sólo por los beneficios que aporta a nuestra salud, sino por su riquesa gastronómica..

    Aparte del pescado azul, el omega 3se encuentre en las semillas de lino o su aceite (contiene el doble del pescado azul) y en veduras como la calabaza, coliflor, col, brócoli, coles de brucela y otros vegetales verdes..

    El omega 6 se encuentra en los aceites vegetales: girasol, sésamo, maíz o soja y el aguacate.

    El aceite de oliva y las nueces, como tu bien indicas, son muy ricos en omega.Si te gustan y puedes consumirlos, aprovéchate de ellos, pero con moderación que ya sabes que son muy calóricos..

    Saludos..
    Luis said...
    Gracias Mar.
    Pues si que es una pena no poder comerlo pero es que mi estomago es asi de raro.
    Lo del aceite de lino lo mirare, me parece interesante.
    Muchas gracias

Post a Comment