La preparación de los alimentos

La elaboración de recetas más ligeras y menos energéticas no debe llevarnos a abusar de la plancha y el hervido. Son muchas las prácticas culinarias que apenas requieren grasa o salsas contundentes y que permiten elaborar platos ligeros, deliciosos y exquisitos en su presentación.EI horno, sin ir más lejos, consigue un acabado similar al de la sartén pero evita las calorías y. grasas que aporta freír los alimentos.Evitar los empanados en carnes y pescados, reducirá cuantiosamente el valor calórico de nuestros platos.

Por otra parte, cocinar en el microondas o en papillote son 2 técnicas culinarias saludables, y apropiadas para preparar carne o pescado, hortalizas como el calabacín, la berenjena, la calabaza, los champiñones o las setas. Con estas técnicas podemos conseguir platos que conservan todas las vitaminas de los alimentos, manteniendo intenso sabor si utilizamos ingredientes de calidad y con unos tiempos de cocción relativamente cortos.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que las especias, hierbas aromáticas
y otros condimentos pueden funcionar como aromatizantes y saborizantes que reducen la necesidad de sazonar los platos y de acompañarlos con salsas grasas. Debemos evitar abusar del aceite como aliño de ensaladas, puesto que es el principal aporte calórico de las mismas. Un buen sustituto puede ser una salsa de yogur ligera. Pero aun así, no hay que olvidar que las salsas cuyo ingrediente principal es la nata, muy usadas para acompañar pasta y carne, son altamente calóricas. Sustituir la nata por una bechamel ligera hecha con leche desnatada, o usar quesitos bajos en grasas para elaborar las salsas puede disminuir el aporte energético de nuestras guarniciones.

Pan, bebida y postre



La mejor bebida para una dieta hipocalórica es el agua. No obstante, los zumos de fruta naturales o de hortalizas también resultan una refrescante opción baja en calorías. Debemos evitar en todo caso los refrescos azucarados así como las bebidas alcohólicas, debido a su elevado aporte calórico.


EI pan es fundamental en nuestra dieta. No obstante, si sustituimos el pan blanco por el integral no reduciremos el aporte calórico pero si consumiremos mas fibra, lo que puede ayudar (además de a combatir el estreñimiento) a que nos sintamos mas saciados y, así, comamos menos.

En cuanto al postre, no hay duda de que la fruta es la mejor elección: fresca, asada, en sorbetes, con yogur desnatado... Además de ser una buena elección para reducir el aporte calórico de nuestros postres, es una forma saludable de completar nuestra dieta con vitaminas y minerales presentes en las frutas frescas de temporada y por lo tanto es un elemento fundamental es imprescindible en la dieta.

Fuente: Cocina Sana y Natural

Imprimir

2 Comments:

  1. Luis said...
    Mar, me encantan tus consejos aunque yo pondria algun pero en la cocina con microondas y no porque no sea sana sino por el exceso de radiacion que genera el aparatejo al cocinar durante largos periodos. Por lo demas me encanta lo que cuentas.
    Besos
    Mar said...
    Hola Luis, el microondas es una de las opciones, no se tiene porque cocinar siempre en el, no estoy muy puesta en el tema pero después de tantos años en uso, tampoco creo que sea tan peligroso.. ¿quien no tiene un microondas en su vida?? jeje

    Me alegro de que te gusten los artículos que cuelgo en el blog, y gracias por la recomendación..

    Saludos..

Post a Comment