La diabetes del adulto es una de las mayores epidemias que sufre la Humanidad. Y las malas pautas de alimentación son la razón principal.

La incapacidad del organismo para metabolizar correctamente los azucares o hidratos de carbono se produce por un aumento de la resistencia a la acción de la insulina. La insulina es la hormona encargada de procesar los azucares y transformarlos en energía útil. Y esta resistencia obedece en la gran mayoría de los casos al aumento de tamaño de las células que acumulan la grasa, el adipocito. Por eso el exceso de peso es la causa principal de la diabetes del adulto.

EI sistema sanitario no está adaptado para manejar con eficacia un problema de salud cuya resolución depende en gran medida de la persona afectada. La diabetes no se manifesto hasta que se descubre por alguna complicación derivada del exceso de azúcar en la sangre o se halla en una analítica de rutina. Por eso se recomienda vigilar el nivel de azúcar en sangre al menos una vez cada dos años a partir de los 45.

EI médico de cabecera no puede dedicar el tiempo necesario para la educación en la enfermedad y a proporcionar a la persona habilidades que le permitan adoptar un estilo de vida más saludable. Esto, por sí solo, es muchas veces capaz de revertir el proceso y evitar la aparición de trastornos en la conducción de los impulsos nerviosos, las arterias y la retina.

Cuando aparece la enfermedad se suele instaurar un tratamiento médico combinado con la pérdida de peso y la adquisición de hábitos de ejercicio físico diario. En más de una ocasión se necesita hacer un gran esfuerzo para lograr que el afectado entienda la situación y la gravedad de no hacer nada para solventarla.

En cuanto a la alimentación, la persona con diabetes del adulto debe reducir la cantidad de azucares en la dieta, evitando casi en su totalidad los azucares refinados que hay en la bollería, los alimentos de procesado industrial ojo con los panes de molde de todo tipo. En su lugar debe tomar azucares complejos, como el de la patata, las verduras y la fruta.

También tiene que aumentar la cantidad de alimentos ricos en fibra y lácteos bajos en grasa.
Las carnes rojas, los embutidos y los alimentos ricos en sal como los precocinados o en conserva deben limitarse al máximo.

Nada distinto de una dieta mediterránea saludable. Eso sí, sin excesos que hagan aumentar de peso. Una mujer de estatura media normalmente debe de seguir una dieta de entre 1.500 y 1.800 calorías para bajar de peso de forma paulatina. las calorías para un hombre en el mismo caso no deben superar las 2.000. De todos modos, el ajuste se debe hacer con un profesional de acuerdo a la situación personal de cada uno.


Alimentos especialmente recomendados






VERDURAS
Y HORTALIZAS

Todo tipo de verduras y hortalizas, mejor verdes y en fresco, como ensaladas.











CEREALES,
PAN, FECULAS
Evitar al máximo las harinas refinadas, como el pan blanco a los bollos. En su lugar tomar:Copos de cereales integrales, a poder ser ricos en salvado. Patatas, arroz integral

Ración: un bol diario de copos de cereales integrales y 60 gramos diarios de patatas o arroz integral...






PESCADOS
Y LEGUMBRES

Mejor tomar pescado blanco que tiene menos grasa y se digiere mejor. Merluza, lenguado.
Legumbres como lentejas, guisantes y alubias,sobre todo si se unen a algún vegetal.

Racion: un plato cocinado o 100 g de peso seco, al menos cinco veces por semana de pescado blanco. Un plato cocinado u 80 gr. de peso seco, al menos dos veces por semana, de legumbres.





CARNES Y HUEVOS
Eliminar la carne roja al máximo. Si no es posible prescindir de
la carne, es mejor comer pavo o pollo, pero igualmente en escasas proporciones.










FRUTA
Frutas ricas en antioxidantes y vitaminas: naranja, pomelo,
limón, granada, fresas, etc.








EVITAR LA DIABETES



Hay muchos casos de personas con niveles de azúcar en la sangre elevados que aun no tienen daño en los tejidos. Es lo que se conoce como pre-diabetes, un proceso totalmente reversible con una dieta saludable unido a una pérdida de peso.

Para conseguir la perdida de peso y lograr cambiar los hábitos alimentarios es importante un trabajo conjunto con el profesional de la salud. La razón es fijar objetivos asumibles y hacer los aprendizajes necesarios para adoptar costumbres más sanas.

Entre estas costumbres esta el llevar una vida activa. Si se tiene un trabajo sedentario, hay que andar a paso ligero de forma que sea difícil hablar al menos 30 minutos cada día. Lo ideal es practicar algún deporte al aire libre o acudir a un gimnasio por lo menos tres veces a la semana.

Además, hay que buscar ayuda para averiguar las razones que provocan al paciente comer en exceso. El estrés y la ansiedad están detrás de muchos sobrepesos y se tiene que hacer el esfuerzo para identificar las situaciones que llevan a comer de más y evitarlas. La relajación activa o el yoga son practicas que ayudan a conseguirlo.

La diabetes del adulto puede evitarse. Pero para ello es necesario comprender la responsabilidad que todos tenemos sobre nuestra salud y actuar de acuerdo con ello. Participar en el propio bienestar es una de las actividades más satisfactorias en la vida.

•Llevar una vida activa con ejercicio físico moderado al menos 30 minutos al día
•Evitar el alcohol y si se toma, no combinarlo con refrescos, ricos en azúcar.
•Beber al menos dos litros diarios de agua.
•Practicar alguna técnica de relajación que ayude a la adopción de hábitos saludable y eviten el comer en exceso

Fuente: Cocina Sana y Natural

Imprimir

1 Comment:

  1. Luis said...
    No necesariamente tiene que ser resistencia a la insulina (aunque muchas veces si). De hecho, el exceso de insulina es la causante de la obesidad ya que esta hormona se encarga de transformar los azucares en grasa para que el azucar en sangre no se convierta en un veneno que se deposite en otras celulas. El problema de la diabetes se encuentra cuando no se genera insulina por daño en el pancreas. Entonces el azucar ataca a diferentes celulas, endurece arterias y ataca al corazon, ojos, piernas, etc.
    La resistencia a la insulina (y por lo tanto la obesidad) se ataca comiendo menos dulces como bien dices de manera que los niveles de hormona se reduzcan.
    La diabates de verdad (carencia de insulina por daño pancreatico) solo se combate con insulina inyectada o pastillas y con una alimentacion sana y ejercicio que mejoren el estado del paciente.
    No confundas resistencia a la insulina (exceso de produccion de insulina) con diabetes (carencia de insulina).
    Saludos

Post a Comment