Llega la primavera y con ella sabores dulces y diferentes que anuncian suaves temperaturas, el colorido de las flores y el verde intense de la vegetación. Mientras, el mercado se viste con el verde de los espárragos y las judías.





ESPÁRRAGOS
Los espárragos son los tallos jóvenes y tiernos de la esparraguera, una planta herbácea que alcanza hasta el metro y medio de altura. Propio de los países bañados por el Mediterráneo, los antiguos egipcios y griegos ya los consumían. Además, los utilizaban como ofrenda a los dioses. Pero es durante el Imperio Romano cuando se populariza su ingesta debido a sus notables propiedades terapéuticas. Ellos también fueron los que lo introdujeron en España, decayendo su consumo con la decadencia del imperio. En el siglo XVIII, su consumo resurgiría con fuerza, pasando a ser unos de los alimentos favoritos de la burguesía. Hasta finales del siglo XIX el que se consumía era el verde, pero se empezó a imponer el cultivo bajo tierra, dando lugar a la aparición de la variedad blanca: como no reciben luz solar no desarrollan clorofila.

Buenos para la salud

Son Fuente de sustancias antioxidantes como las vitaminas E, C Y A que bloquean el efecto dañino de los radicales libres en el cuerpo. Así, su consumo contribuye a reducir el riesgo de padecer dolencias cardiovasculares, además de ciertos tipos de cancer y enfermedades degenerativas. En especial se recomienda su ingesta a las embarazadas dado su alto contenido en folatos, muy importantes para asegurar el correcto desarrollo del tubo neural del feto en los primeros meses de gestación. Su deficiencia puede derivar en espina bífida o anencefalia. También se aconseja su degustación durante la infancia, ya que los requerimientos de folatos en los niños son también mayores.






MUCHAS VITAMINAS
Es el vegetal que mas nutrientes posee. El brócoli contiene elevadas cantidades de vitamina C, acido fó1ico y vitamina A, y importantes sustancias antioxidantes.

De 3 a 4 minutos
Para cocinarlo, sólo hay que cocerlo al vapor de 3 a 4 minutos o sumergirlo el mismo tiempo en agua hirviendo.





 
AMARILLA, ROJA, NEGRA...
Las ciruelas se pueden clasificar por el color de su piel: amarillas con sabor acido y mucho jugo; rojas, más dulces; negras, con piel azulada y perfectas para cocer.

Polvillo mate
Para hacerse con las mejores, hay que coger las que se muestren firmes y presenten un ligero polvillo mate.






AGUA Y FIBRA
Aunque están en el mercado durante todo el año, la mejor época para consumir judías verdes es la primavera y el verano.

Deben crujir
A la hora de comprarlas, deben ser brillantes y ofrecer un color vivo, además de presentar una superficie tersa. También hay que fijarse en que por fuera sus semillas se noten poco.






OMEGA 3
Pez de tamaño pequeño, el boquerón es un pescado azul muy saludable por su riqueza en ácidos grasos Omega-3, que ayudan a disminuir el colesterol.

Abundancia
Gracias a su abundancia de este pescado en el Mediterráneo su precio es barato y su consumo muy popular.





BAJO EN GRASA
El bacalao es un pescado blanco, por lo que posee un bajo contenido en grasa. Su carne es rica en proteínas de alto valor biológico.

Croquetas o buñuelos
Al ser un pescado con marcado y agradable sabor suele gustar a los mas pequeños de la casa






 
SABOR ANISADO
De tallo grueso y estriado, el apio es un alimento regulador del organismo gracias a su contenido en agua, sales minerales y vitaminas.

Crujiente y firme
Para comprarlo fresco debe tener una apariencia lustrosa, con unos tallos compactos, firmes y crujientes.







DULCE SABOR
De origen oriental, el níspero japonés fue introducido en España hace dos mil años. Después del agua, la sustancia que posee en mayor cantidad es la fructosa.


Maduros pero firmes
Deben de estar sanos y presentar una piel de color uniforme. Hay que elegirlos maduros porque verdes son indigestos.

 


HIERBAS Y ESPECIAS
El anís Procede del este de Europa, en cuyos campos crece de manera silvestre. Desde la antigüedad ha sido utilizado con fines medicinales, además de ser una especia y un alimento. De hecho, en la antigua Roma se hacía un pan a base de harina y anís que se tomaba al final de las comidas con el fin de facilitar la digestión. Pero, además, lo empleaban para tratar los nervios, la epilepsia otras afecciones. Fue tan importante que llegó, incluso, a ser moneda de cambio.

Hoy en día se utiliza para combatir la aerofagia gracias a que sus semillas contienen anetol que permite eliminar los gases acumulados en el aparato digestivo. Para ello, se recomienda tomarla en infusión antes y después de las comidas. Su consumo también es muy bueno para la gastritis y la acidez de estómago y su ingesta también se recomienda a las personas que padecen de anorexia porque al estimular la digestión hace que se abra el apetito. Del mismo modo, al contar con propiedades bacteriostáticas es capaz de inhibir el crecimiento de las bacterias en la boca.

Imprimir

1 Comment:

  1. Rous said...
    ¡Muchísimas gracias por compartir todos tus conocimientos! Besos.

Post a Comment